CC BY-NC-SA 4.0 2013 · SALUD VEGANA

Recetas


Batido para nutrir el pelo postparto

Tener dos niños en menos de dos años ha sido una experiencia maravillosa y que me ha convertido en mejor persona. PERO. Pero, mi pelo ahora me tiene mucho rencor.

Tras indagar un poco, resulta que no es que caiga más pelo de lo habitual, sino que va cayendo la cantidad de siempre más todo lo que no cayó en su momento durante el embarazo. Eso reconforta, sí, pero no quita que parezca un pastor alemán haciendo la muda antes del calor veraniego. Solución: crear una receta repleta de nutrientes para darle al pelo una experiencia herbal essences. Una receta para que los folículos griten de placer, vamos.

Antes que nada, decir lo obvio: la salud es holística. Es decir, tener un pelo sano es señal de que nuestro cuerpo está sano. Si no tenemos una dieta variada y saludable, por mucho batido que tomemos, no presumiremos de melena.

Ok, vamos allá con la poción mágica. Pero antes, un poco de biología, ¿ok?

¿Qué nutrientes necesitamos para lucir pelo pantene?

Hay muchos elementos que entran en juego para tener un pelo sano y fuerte, pero destacan los que vienen a continuación: 

1. Proteína

El pelo está hecho de proteínas, por lo que si nuestra dieta escasea de ellas, tendremos un pelo débil que se romperá fácilmente. También hay que decir que es difícil tener un déficit de proteína.

Fuentes ricas en proteína: semillas de cáñamo, mantecas de frutos secos (como serían el de cacahuete, de almendra o de sésamo), tofu. 

2. Minerales – Hierro, Selenio y Zinc

Si no consumimos suficiente hierro, el ciclo de crecimiento del folículo puede verse afectado y se nos caerá más el pelo. El selenio es importante para el buen funcionamiento de la tiroides, cuyas hormonas ayudan a regular el crecimiento del pelo. Y, zinc. El mineral zinc está implicado en el crecimiento y la reparación de tejidos, incluyendo el cuero cabelludo. También regula las glándulas seborreicas y su correcto funcionamiento. Niveles bajos de zinc pueden causar la pérdida del cabello, un crecimiento muy lento e incluso la aparición de caspa.

Fuentes ricas en hierro: tofu, semillas de calabaza, de girasol, piñones, acelgas.

Fuentes ricas en selenio: tofu, semillas de chia, sésamo, lino y girasol, nueces de Brasil.

Fuentes ricas en zinc: semillas de girasol y de calabaza.

3. Omega 3

El omega 3 mantiene el cuero cabelludo hidratado, entre muchas otras funciones.

Fuentes ricas en omega 3: semillas de linaza y de chía, nueces de macadamia.

4. Vitaminas B

Ok, hay varias vitaminas B importantes: B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina, B5 o ácido pantoténico, B6 o piridoxina, B7 o biotina, B9 o folato y B12 o cobalamina. No entraré en detalle, pero estudios demuestran que ayudan a tener un pelo hidratado, brillante y sano. La vitamina B5, por ejemplo, refuerza los folículos cabelludos y elimina las células muertas del cuero cabelludo.

Fuentes ricas en vitaminas B:

B1 – semillas de girasol, nueces de macadamia, guisantes.
B2 – semillas de sésamo, hojas de remolacha, almendras, espinacas.
B3 – crema de cacahuete, guisantes frescos, semillas de girasol, aguacate.
B5 – brócoli, aguacate, semillas de girasol, setas shiitake, boniato.
B7 – semillas de chía, crema de cacahuete, zanahoria, tomates, almendras.
B9 – naranjas, aguacate, semillas de sésamo, linaza y girasol, lentejas, espinacas. 

5. Vitamina A, C y E

Las vitaminas A, C y E son antioxidantes, participan en la síntesis de colágeno y promueven la regeneración celular. La vitamina A no solo es excelente para la vista, sino que produce un sebo sano, y el sebo mantiene el cuero cabelludo hidratado. La vitamina E mejora la circulación sanguínea, lo que resulta en un cabello mejor nutrido. Y la vitamina C viene de la mano del hierro. Como seguro sabéis, consumir vitamina C con hierro hace que el cuerpo lo absorba con más eficacia. Además, tiene un rol fundamental en la creación de colágeno, una molécula proteica que forma parte de la estructura del cabello y que le aporta elasticidad, cuerpo y tersura.

Fuentes ricas en vitaminas A: zanahoria, col rizada (kale), boniato, calabaza, espinacas.

Fuentes ricas en vitaminas C: fresas, cítricos, papaya, kiwi.

Fuentes ricas en vitaminas E: semillas de girasol, semillas de calabaza, cacahuetes.

Ingredientes – Batido para 1 persona con hambre

Nota: Si estás leyendo este post porque se te está cayendo el pelo (consecuencia grata de haber traído otro ser al mundo), es probable que también estés hambrienta. De ahí las cantidades en esta receta. 

: 30g proteína de cáñamo
: 100g tofu firme, crudo
: 1/2 aguacate
: 1 zanahoria mediana
: 1 plátano pequeño
: 1 remolacha
: 10 fresas
: Semillas de chia
: Semillas de sésamo
: 1 cucharada crema de cacahuete
: Trozo de jengibre

Preparación

  1. Preparar el jugo: licuar la zanahoria, la remolacha, el jengibre.
  2. Preparar el batido: primero, batir las semillas de chía. Después agregar el licuado anterior, la proteína de cáñamo, el tofu, el aguacate, el plátano y las fresas.
  3. Una vez el batido haya quedado suave y cremoso, añadir las semillas de calabaza y sésamo por encima, junto con la crema de cacahuete.
  4. Disfrutar.
  5. Volver a desatascar el desagüe.

IMG_0753

¡Déjame un mensaje si decides probarlo! Y así comparamos notas.

Y por último, una curiosidad: ¿sabías que el pelo crece unos 3 años y luego descansa sin crecer unos 3 meses antes de caerse? Por lo cual, la longitud del pelo dependerá de la rapidez en la que crezca en esos tres años. Cuanto más sanos estemos, más largo y más sano tendremos el pelo (aunque claro que dependerá también de la persona, de su edad y de temas hormonales).

En fin, ¡melenas postparto al viento!


Página 5 de 6« Primera...23456

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies